Re-entrada: El autobús rojo

| |

A raiz de una conversación que acabamos de tener en el trabajo, me ha venido a la cabeza la entrada con la que inauguré mi antiguo blog, el de LiveJournal. Decía así:

“Hoy, cuando volvía del trabajo he visto un autobús urbano que me ha llamado la atención, no tenía nada de especial y sin embargo me resultaba diferente. Al final me he dado cuenta de que no tenía ningún tipo de publicidad. Admirando su rojo brillante he caído en la cuenta de cómo la publicidad está ganando progresivamente más y más terreno, afeando todo lo que toca (como un Rey Midas de la mierda) y, lo que es peor, de la peor manera posible: pasando inadvertida, apareciendo como algo cotidiano que bien podría haber estado siempre ahí.
El autobús desnudo era muy bonito, uno de esos iconos que se convierten gustosamente en parte del paisaje urbano. Al pasar los demás autobuses me parecieron un desfile aberrante que me causó una sensación parecida a la que me producía de niño la visión de los ponys en la feria, con su sombrero de cow boy, dando vueltas y más vueltas sin maldita la gana.”(Rafa Simón dice, 21-6-2006)

No descarto recuperar alguna que otra entrada antigua más.

Comentarios

  • Eliezer

    Qué bien, Rafa. Recuperarte como observador de la ciudad y su gente me parece estupendo! Rescataa más entradas. Son buenísimas!
    Me recuerdan a cuando no te conocía personalmente, pero sabía de tu blog a través de Pablo…
    Son recuerdos divertidos, aunque prefiero haberte conocido! ;)
    Un bes

Deja un comentario